gato

Nuevo blog

Nuevo blog
ACCEDE pinchando sobre la imagen

Translate

miércoles, 15 de diciembre de 2010

"MANIFESTACIÓN 16 DICIEMBRE. POR UNA PSICOLOGIA SANITARIA"





Hora: diciembre 16, 2010 de 13.00 pm a 17.00 pm
Ubicación: Facultades de Psicología
Organizado por: psicólogos

Descripción del evento:

Se convoca manifestación para este mes, el 16 de diciembre, jueves, en todas las facultades de España. A las 13:00.

Y se hace un llamamiento para todos los profesionales de la salud que qu
ieran darnos su apoyo.


Necesitamos que esta locura que comenzó en
2003 con la LOPS acabe cuanto antes y de la mejor forma posible, y para ello necesitamos MOVILIZARNOS, hacer Ruido, QUE SEPAN QUE ESTAMOS AQUÍ Y QUE VAMOS A SEGUIR ESTÁNDOLO!

Porque nos importa nuestra profesión.

Porque nos importan nuestros pacientes y la SALUD de las personas.

y Porque estamos formados para ello.

Pedimos el reconocimiento del PSICÓLOGO cómo parte esencial de la PREVENCIÓN, EVALUACIÓN, DIAGNÓSTICO y TRATAMIENTO de cada una de las personas que nacen y mueren en España, y en el resto del mundo.

Esta vez pedimos que cumplan lo que nos dijeron, Máster en SALUD ya!
para que todos aquellos que no podemos acceder al PIR, por toda la limitación de plazas existentes, que al menos tengamos un título oficial que nos ampare antes esta ALEGALIDAD que sufrimos, y que irá a más si no luchamos contra ella.

Este es el primer paso, pero no será el último. No vamos a parar hasta que nos reconozcan y nos ofrezcan lo que pedimos y para todo ello NECESITAMOS LA AYUDA DE TODO EL COLECTIVO!!!

SOLUCIÓN PARA LA PSICOLOGÍA ¡YA!



sábado, 4 de diciembre de 2010

" PROPUESTA DE VIDA PARA NUESTRA JUBILACIÓN "




El contenido de la presente entrada pertenece a la elocuente y sabia reflexión de una amiga.

" Dado el camino que llevamos, todas las propuestas son interesantes. Si se pudiera hacer... ¡Qué gran idea!

Colocar a
nuestros adultos mayores en las cárceles y los delincuentes en las residencias de ancianos.
De esta manera, nuestros ancianos tendrían acceso a una ducha todos los días, al ocio, paseos, medicamentos, exámenes dentales y médicos regulares. Recibirían sillas de ruedas etc.


Recibirían el dinero en vez de pagar por su alojamiento.


Tendrían derecho a la vigilancia continua por video, por lo que de inmediato recibirían la asistencia después de una caída u otra emergencia.


Sus camas se lavarían dos veces a la semana, lavada y planchada la ropa con regularidad.


Un guardia vendría cada 20 minutos y les llevaría sus comidas y sus bocadillos directamente a su habitación.


Tendrían un lugar especial para recibir a su familia.


Tendrían acceso a una biblioteca, sala de ejercicios, terapia física y espiritual, así como la piscina e incluso la enseñanza gratuita.
 

Pijamas, zapatos, zapatillas y asistencia jurídica gratuita bajo petición.
 

Habitación, privada y segura para todos, con un patio de ejercicios, rodeado por un hermoso jardín.
 

Cada hombre de edad tendría derecho a un ordenador, televisión, radio y llamadas ilimitadas.
 

Tendrían una "junta directiva" para escuchar las quejas y los guardias tienen un código de conducta que debe respetarse!

Los delincuentes
tendrían platos fríos, se quedarían solos y sin vigilancia.
Las luces se apagarían a las 20: 00 horas.
Tendrían derecho a un baño a la semana (¡y mas todavía!).
Vivirían en una pequeña habitación, por la que tendrían que pagar al menos 2.000 euros (332.772 pesetas) por mes, ¡ sin esperanza de salir con vida !

¡¡¡ De esta forma habría justicia para todos !!!."


miércoles, 1 de diciembre de 2010

"GRAVE Y PREOCUPANTE SITUACIÓN EN LA QUE SE ENCUENTRAN LOS PROFESIONALES DE LA PSICOLOGÍA EN ESPAÑA ". 4ª Parte.




En el año 2002, en una primera criba, la Comisión Nacional otorgó el “Título de Especialista en Psicología Clínica” a un 55% de 11.000 solicitantes y en el año 2005, en una segunda criba, donde los baremos se hicieron más restrictivos, tan sólo otorgó el título a un 6,6% de las 4.000 nuevas solicitudes.

Si hablamos de una población de unos 40.000/ 45.000 psicólogos ejerciendo en España, alrededor de 15.000 han solicitado el título y sólo alrededor de 7.000 lo han obtenido. Desde luego, no los suficientes para poder cubrir todas las necesidades estos especialistas que tiene nuestro país.

Se pone de manifiesto que La Comisión Nacional de la Especialidad, no ha dado transparencia y claridad al proceso de valoración.

En las resoluciones negativas emitidas no aparece ninguna puntuación ni están fundamentadas de manera concreta. No se responde de manera individual a las alegaciones o expedientes presentados, son respuestas estereotipadas que vienen a repetir una y otra vez las mismas razones para la denegación.
Esto genera gran indefensión a la hora de recurrir, al desconocerse las puntuaciones siendo muy difícil argumentar en contra de las decisiones de la Comisión Nacional.
Se tiene conocimiento de que los miembros que han formado dicha Comisión se renovaron en el 2006, de que en ambas ocasiones los miembros integrantes han sido y son psicólogos, pero se desconoce bajo qué criterios han sido elegidos y cuáles son sus méritos y capacidades de evaluación, si han recibido alguna formación sobre cómo evaluar para que ésta tenga cierta validez.
Otro aspecto difuso es el referente a la certificación emitida por los Colegios Profesionales avalando la experiencia clínica, y que este certificado no haya tenido posteriormente ningún tipo de influencia a la hora de reconocer experiencia y formación. Dicho documento sólo ha sido un requisito para la consideración de los expedientes. Sabemos que en otros colegios profesionales como el médico este documento sí que ha sido determinante.
Con respecto a la dimensión clínica ¿A qué se refiere la Comisión Nacional? ¿Quién establece “qué es y qué no” clínico?... Entendemos que esta dimensión tiene que ver con síntomas, tratamientos, diagnósticos, criterios, intervenciones, evaluaciones con pacientes y usuarios. Los pacientes pueden pertenecer a muchos ámbitos: colectivo de pacientes ingresados en una planta psiquiátrica de un hospital, pacientes oncológicos, mujeres maltratadas, drogodependientes, problemas de alimentación, pacientes en duelo, menores, personas discapacitadas… Entendemos que son la OMS y los Manuales de Clasificación Diagnóstica (ejemplo CIE-10) los que definen lo que es la Psicología Clínica. La Comisión Nacional no puede redefinir lo que es clínica y lo que no.
Si se presenta un recurso Contencioso Administrativo la Audiencia Nacional no tiene las competencias para pronunciarse sobre el contenido de los expedientes, por lo que lo remite de nuevo a la Comisión evaluadora. Vuelve a empezarse el proceso de nuevo.

Hemos tratado de explicar los hechos que han ido ocurriendo a lo largo de estos años y que han trazado un panorama de una gran indefensión para un gran colectivo de psicólogos en España.

El desarrollo de todos estos acontecimientos ha dado lugar a un número pequeño de psicólogos con la Especialidad en Psicología Clínica, que no son precisamente todos los que están desempeñando funciones de esta especialidad, sino simplemente los que han conseguido el título a través de la vía PIR, muy reciente en España, o a través del proceso valorado por la Comisión de la Especialidad.

Viendo las cifras anteriormente mencionadas, se observa que hay una falta de proporcionalidad y de incongruencia absolutas entre el número de licenciados en Psicología en España y las posibilidades que se les ofrece para trabajar como psicólogos clínicos, siendo ésta la especialidad más elegida por ellos. Ante la situación actual, se les están cerrando puertas tanto a miles de profesionales presentes que en su momento desconocían que no iban a poder ejercer estas funciones si no tenían este título, como a los futuros profesionales que no les queda más opción que la del PIR para obtenerlo.
¿Esta situación era lo que se buscaba? ¿Se está degradando nuestra profesión? ¿Hay alternativas posibles? ¿A quién le interesa mejorar y sostener la calidad de la psicología en nuestras instituciones? ¿A quién o a quiénes les interesa perjudicarnos y que todo siga así?

Todas estas preguntas se entremezclan junto a un gran sentimiento de impotencia y frustración. Necesitamos ser escuchados y que se nos abran puertas y salidas profesionales dignas y consecuentes a nuestra acreditación profesional. Al menos consideramos que tenemos derecho de que se nos dé una oportunidad.




"GRAVE Y PREOCUPANTE SITUACIÓN EN LA QUE SE ENCUENTRAN LOS PROFESIONALES DE LA PSICOLOGÍA EN ESPAÑA ". 3ª Parte.



 Desde la primera convocatoria PIR en el año 1993 se han convocado las siguientes plazas anuales apara todo el territorio Nacional :


AÑO
PLAZAS
AÑO
PLAZAS
1993
52
2002
74
1994
56
2003
74
1995
56
2004
81
1996
64
2005
89
1997
61
2006
98
1998
60
2007
107
1999
67
2008
126
2000
71
2009
131
2001
70
-----

Con este número de plazas, no se pueden atender de ninguna manera las demandas de asistencia clínica en el ámbito público por lo que el sector privado recoge el mayor número de intervenciones psicológicas, pero sin el reconocimiento de la Especialidad Clínica esta practica es imposible y hasta ilegal por el contenido y de las competencias del Psicólogo Clínico.

"GRAVE Y PREOCUPANTE SITUACIÓN EN LA QUE SE ENCUENTRAN LOS PROFESIONALES DE LA PSICOLOGÍA EN ESPAÑA ". 2ª Parte.




¿Y qué va a pasar con los nuevos licenciados que quieran ejercer dicha especialidad?
Para intentar abordar el problema de los psicólogos en ejercicio desde hace años, se decidió abrir un proceso de homologación de dicha especialidad.

La aprobación del Real Decreto 2490/1998 del 20 de Noviembre y la posterior modificación por el Real Decreto 654/2005 del 6 de Junio, dieron como resultado, en noviembre de 1999, la creación de la Comisión Nacional de la Especialidad de Psicología Clínica (y su puesta en marcha en el 2002).

Su función era la de regularizar y equiparar la profesión de todos aquellos psicólogos que se dedicaban a la clínica y que llevaban ejerciendo la psicología desde 1970 hasta 1993 antes de que entrara en vigor el mencionado Real Decreto a través del cual se creó el “Título de Especialista en Psicología Clínica” como requisito para la práctica de la psicología clínica, en Psicología.

Para esto, la Comisión Nacional fijó unos requisitos básicos de formación y experiencia, para todos aquellos psicólogos que quisieron demostrar su trabajo clínico y que quisieron solicitar el título.

En lugar de solucionar el problema, éste se agravó, ya que la Comisión Nacional ha denegado el título a cientos de profesionales que llevaban ejerciendo años (que incluso habían participado en los procesos de formación de los PIR) dejando a muchos de ellos fuera del sistema y sin opción de poder presentarse a muchos trabajos ya que carecen o no pueden demostrar años de experiencia durante el período exigido, dejando para todos éstos, la única opción de tener que sacar una plaza PIR.



 

"GRAVE Y PREOCUPANTE SITUACIÓN EN LA QUE SE ENCUENTRAN LOS PROFESIONALES DE LA PSICOLOGÍA EN ESPAÑA ". 1ª Parte.




GRAVE Y PREOCUPANTE SITUACIÓN EN LA QUE SE ENCUENTRAN LOS PROFESIONALES DE LA PSICOLOGÍA EN ESPAÑA CON EL PROCESO DE HOMOLOGACIÓN DE LA ESPECIALIDAD DE PSICOLOGÍA CLÍNICA.

Aunque aparentemente el campo de la Psicología en nuestra sociedad actual esté más difundida y al alcance de todos, la realidad es que miles de los psicólogos que la ejercen, se están viendo en los últimos años en una situación que pone el ámbito de la psicología en una situación más precaria aún de lo que habitualmente viene siendo.
Ha sido un deseo común el reconocimiento de la Psicología como Ciencias de la Salud, proceso largo que siempre ha topado con otros intereses, psiquiatras, farmacéuticas… incluso de compañeros y colegas arropados por Asociaciones e Instituciones que flaco favor harán a la larga a nuestra bonita y precaria profesión.

De 1994 a 1998 entre otras muchas cosas, los Ministerios de Educación y de Sanidad aprobaron el primer Programa de la Especialidad, elaboraron los criterios de acreditación de servicios para la formación de estos especialistas -que todavía no lo eran a nivel oficial-, consolidaron la convocatoria anual del examen PIR (Psicólogo Interno Residente) y finalmente publicaron el Real Decreto 2490 en diciembre de 1998 por el que se creó y reguló la especialidad.

En el 2003, se aprueba en España la LOPS: la Ley 44/2003 de Ordenación de la Profesiones Sanitarias, donde se excluyó a la Psicología de las profesiones sanitarias y sólo se reconoció al Psicólogo Especialista en Psicología Clínica como profesional sanitario, aspecto que no ha ocurrido con otras profesiones sanitarias como los médicos y enfermeros.

Si bien se considera que con la LOPS se ha concluido la etapa de la institucionalización de la Psicología Clínica como especialidad sanitaria en nuestro país, después de 20 años desde el inicio de los programas PIR, podemos asegurar, en palabras de los miembros de la Comisión de la Especialidad, que esto sólo ha ocurrido para unos pocos…

Para el grueso del colectivo de psicólogos no se ha solucionado nada y lo único que ha supuesto es la apertura de un abanico de preguntas e incertidumbres para la profesión que ha generado una serie de consecuencias en perjuicio de muchos profesionales de este sector:

¿Qué pasa con los psicólogos licenciados que terminaron su carrera con la Especialidad de Clínica (reconocida entonces por el Ministerio de Educación en el reverso del Título)?.

¿No sirve para nada?.
¿Y si desde que obtienen dicho título se siguen formando y tienen experiencia de años?.
¿Dónde queda eso?.

¿Qué pasa con los psicólogos que llevan o han llevado años trabajando en Organismos Públicos Sanitarios o vinculados a ellos?. ¿Y los que han trabajado durante años en el ámbito privado?.

¿Ya no lo son?.